Castañas

Echo en falta calentarme las manos con un paquete de castañas envuelto en papel de periódico. Echo en falta la sonrisa de la castañera, su tez tintada de negro, mientras recibe en sus manos enguantadas de negro unas pocas monedas que esconderá en su faltriquera debajo del delantal, y el aroma de las castañas asadas a medida que me despido de ella en la esquina de la Plaza de Gipuzkoa hasta otro día de frío…


Categorías Sin categoríaEtiquetas

Llegará el otoño

Llegará el otoño como una dama silenciosa mostrando por debajo de sus tules doradas puntillas. Los pájaros revolotearán la última espesura de los bosques y será otro hoy el que nos una, un poco más vividos, no vencidos, el río seguirá silencioso su camino hacia la luz y los poetas encontrarán un nuevo lenguaje más habitable.