De cara al rio

No se puede decir que el río sea la «cara oculta» de la ciudad, de ninguna manera, pero hay días, cuando el mar está bravo, en los que todas las miradas se concentran en el extraordinario espectáculo que nos ofrecen las olas saltando en el Paseo Nuevo de San Sebastián.

Esta tarde volverá a ser uno de esos momentos, y todos estaremos allí, pero a esta hora de la mañana que la marea está baja, he vuelto la mirada hacia él . Ahí estaba magnífico, luminoso, apacible…


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s