De camino

Cualquier rincón de la ciudad puede convertirse en una fantasía.

No pude evitar que se escapara alguna lágrima cuando dejé mi ciudad bañada por el Mar Cantábrico.
Ahora pienso que hay secretos ocultos a cada paso que doy por las ciudades por las que transita mi vida, y me encanta descubrirlos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s