Miradores

BLOG

Nos estaba esperando la furgoneta en el valle. Seguía lloviendo y estábamos con la ropa mojada. Consultábamos la previsión del tiempo cada pocos minutos, la niebla baja y las nubes altas nos hacían dudar de que fuera una buena idea subir esa tarde a los miradores de Ordesa,

La ruta es un camino muy duro de diecinueve kilómetros desde los 1.030 m de altitud del campo base hasta 2.200 m de altitud para llegar a los Miradores.

Decidimos vivir la aventura.

Pulsar sobre cualquiera de las imágenes para verlas en tamaño natural.

Y el cielo se abrió para nosotros en una franja de luz entre la niebla y las nubes que nos regaló con las bellísimas y sobrecogedoras imágenes de una Naturaleza majestuosa en la plenitud de su Otoño.


Chimeneas

BLOG

Hasta este viaje no había sido consciente de la belleza que pueden llegar a tener las «chimeneas». Las consideraba una estructura obligada en tiempos remotos cuando la única fórmula para calentar los hogares era el fuego.

En algún momento, tuve la oportunidad de vivir con unos amigos en Londres. En aquella casa cada habitación tenía su propia chimenea. Estos días de ruta por Bretaña recordé las tardes de domingo frente al fuego en el gran salón, charlando, leyendo, o escuchando música y tomando algo caliente. Sentí una gota de nostalgia pensando en aquellos momentos y en las personas que me rodeaban entonces.

Días después, organizando las fotografías del viaje, me doy cuenta de que, sin habérmelo propuesto, he retenido, no solo en mi mente y en mi mirada, sino también en mi cámara, imágenes de algunas chimeneas que removieron mis recuerdos.

Me preparo algo caliente con una gota de nostalgia y elijo una música de blues para una tarde de domingo… Me hace sentir bien.


Pulsar sobre cualquiera de las imágenes para verlas en tamaño original.


La noche de los Tranvías

BLOG

Es como si de repente, en el aire, muriese algo que vuela, un indeterminado murmullo de ecos que parecen venir de un túnel blanco.

Y es también, desde luego, el ruido de vasos de cristal cuando se pisan, su metáfora fría de élitros batientes, la indecisión de las fieras nocturnas frente al amanecer.

Felipe Benítez Reyes

Fotografías del tranvía tomadas en la estación Mercado de la ciudad de Zaragoza