Nada

BLANCO Y NEGRO

Miré despacio, detenidamente, había un silencio lento en el paisaje como el de un cielo deshabitado y no existía la costumbre más allá de las ventanas. No supe cómo expresar la soledad entonces en mitad de la nada.

Han pasado muchas lunas desde entonces y sigo preguntándome qué tenía esta imagen que me conquistó aquél día, tan sencilla, tan blanca, ahora tan lejana…


3 comentarios en “Nada

Los comentarios están cerrados.